Cuando visitamos una cafetería, una de las cosas que llama nuestra atención es ver cómo el barista prepara el café en alguna de las máquinas, o mejor aún, ver cómo convierte la deliciosa espuma de nuestro cappuccino en una verdadera obra de arte.

El café es una de las bebidas preferidas entre jóvenes y adultos, pero solo los paladares exigentes saben reconocer cuando un café es de altura, ¿a qué nos referimos con este término?

Para que el sabor de un café sea de mayor calidad, el cultivo debe estar localizado en zonas con clima, suelo y altitud adecuada. Según la revista Cafés de México, hay varios tipos de producción de café en nuestro país y se pueden clasificar de la siguiente manera: prima lavado, naturales, arábiga y robusta; siendo estos dos últimos las principales variedades que se pueden encontrar en México.

México cuenta con una importante actividad cafetalera en distintos lugares de la República, entre ellos se encuentran los estados de Puebla, Chiapas, Oaxaca y Veracruz; lo ideal es incentivar y promover el trabajo justo de los pequeños productores de estas zonas, para promover una mejor economía dentro de nuestro país.

La responsabilidad social a la altura de un café

Algunas empresas mexicanas como parte de sus prácticas responsables se han acercado a distintas comunidades con el objetivo de promover la economía, el comercio justo y respetar los derechos humanos de los productores locales.

Una de las empresas que se ha encargado de esto es Restaurantes Toks, que a través de su programa de Proyectos Productivos, ha empoderado a 10 mil personas en más de 70 comunidades de gran parte de la República Mexicana.

Para seguir reafirmando el compromiso con estas comunidades, la cadena restaurantera adquirió aproximadamente 35 toneladas de café de forma directa a pequeños productores que se encuentran dentro de la Biósfera del Volcán Tacaná en el Soconusco, Chiapas. Con esta compra, Toks eleva los ingresos de los productores, contribuye al bienestar de las familias y reduce la migración en dichas comunidades.

Ahora sabes hasta dónde puede llegar la responsabilidad social del restaurante, y cada vez que visites uno podrás disfrutar de los sabores provenientes de manos mexicanas y comprobar que la calidad no solo depende de la elaboración, sino de la integración responsable de la cadena de valor.

Fuente:

Año de publicación: 2017

Título de página: “Este café tiene una dosis alta de responsabilidad social”

Link: http://www.expoknews.com/este-cafe-tiene-una-dosis-alta-de-responsabilidad-social/

Difundido por: FWD Consultores

Write a comment:

*

Your email address will not be published.