Domina el Home Office sin morir en el intento

Domina el Home Office sin morir en el intento

No es una novedad que en muchas empresas el Home Office llegó para quedarse, y aunque en un comienzo esto fue tomado con entusiasmo, reconocemos que el trabajo continuo desde casa podría convertirse en nuestro enemigo.

Nos llega la pregunta constante de cómo lograr que nuestros horarios y planes sean los adecuados para que nos permitan mantener la calidad de nuestros proyectos personales y profesionales.

Sabemos que lograr combinar el lado profesional y personal es todo un reto, por lo que para ayudarte a lograrlo te dejaremos los siguientes tips que te harán ser todo un experto en el Home Office. 

  1. Define tu lista de pendientes.

Al iniciar tu jornada puedes definir un listado con las tareas que realizarás durante el día, de esta manera podrás priorizar tareas y tendrás fluidez en la continuidad de los pendientes.

Si se te facilita más, la lista la puedes realizar al finalizar tu jornada con los pendientes del día siguiente.

  1. Establece un horario para las tareas cotidianas.

Puedes identificar las tareas constantes del día a día y establecer horarios específicos que te permitan llevarlas a cabo sin perder el enfoque o tu agenda. En esta categoría podrían entrar las llamadas a clientes, revisión de correo, lectura de noticias o mensajes; encuentra el momento que mejor se adapte.

  1. Olvídate de las distracciones.

Es demasiado sencillo distraernos en casa, o querer aplicar el multitasking, ya sea para realizar alguna tarea del hogar o revisar el celular, por lo que te aconsejamos evitar en gran medida este tipo de acciones y aprender a decir no, la idea es mantener tu día organizado.

  1. Aprovecha tus mañanas.
Te recomendamos leer...  Urgen ambición climática a empresas en México

Al comenzar nuestras tareas, podemos aprovechar nuestra energía y creatividad e iniciar con los pendientes que más exigen de nosotros, ya que a lo largo del día nuestra energía se va perdiendo y así evitamos el procrastinar.

  1. Aplica pausas activas.

Para ayudar a enfocarte y mantener tu mente ágil, no olvides mantener bloques de tiempo dedicados a tu trabajo intercalando pequeños descansos, esto te será muy útil para despejarte en días con cargas de trabajo intenso.

  1. Duerme bien y despierta temprano.

Por último y no menos importante, procura mantener horarios de sueño teniendo en cuenta dormir mínimo 7 u 8 horas, y despertar lo más temprano posible,  para así mantener una mente lo más despejada y concentrada en el transcurso del día. 

Llevar a cabo estos tips te ayudarán a mantener la perspectiva, para que nuestra productividad laboral mejore, y a la vez aumentemos el tiempo de calidad que brindamos en nuestro trabajo y en la vida personal.

Te puede interesar

940 788 FWD Consultores - Desde el 2002, hacemos que las organizaciones y las personas trasciendan mediante la comunicación.

Dejar una Respuesta

Anterior Post
Siguiente Post